Biorend

Disponible en envases de 1 y 5 litros

 

El Biorend no es abono, materia orgánica, aminoácidos… es un concepto totalmente diferente, que nada tiene que ver con la nutrición. El biorend es un inductor o elicitor de los mecanismos de defensa de la propia planta, de origen natural, biodegradables, sin problemas fitotoxicos para las plantas aunque se utilice a dosis elevadas

 
Y aclarado lo básico, que es que "la nutrición y la estimulación de los mecanismos de defensa son dos cosas totalmente diferentes", te paso un poco mas de chicha :) para profundizar un poco mas
 
El uso del quitosano en actividades agrícolas es mucho más reciente pero, a pesar de ello, puede considerarse hoy en día abundante y en aumento, debido al amplio espectro de uso que han encontrado en la agricultura y actividades relacionadas, abarcando aspectos como enmiendas de suelo, protección de semillas, estimulación del crecimiento, inducción de mecanismos de defensa, protección de plantas contra fitopatógenos (raíces, hojas, frutos), bactericida, nematicida, matriz para la liberación de agroquímicos, protección postcosecha de frutos y vegetales, preservación de productos. La baja incidencia ambiental que parecen poseer para la aplicación de volúmenes grandes, la baja toxicidad para humanos y animales, la versatilidad de formas de usos (soluciones, hidrogeles, películas) y una ventaja adicional de estos materiales es que pueden ser obtenidos a partir de fuentes muy diversas, pudiendo por ello generarse materiales con distintas propiedades, lo cual hace que se continúe investigando intensamente en este campo y generándose continuamente conocimiento nuevo que permite mejorar y diversificar sus aplicaciones.
 
En general, la búsqueda de materiales menos agresivos con el ambiente es una tarea continua en todas las áreas del quehacer humano debido a los altos niveles de contaminación presentes en todo el planeta. En la agricultura y jardinería este trabajo es doblemente complicado porque, por un lado se deben producir materiales que logren su efecto específico en la planta o en sus productos, mientras que por el otro, se necesita que éstos se eliminen sin efectos perturbadores en el medio ambiente. Adicionalmente, en los sistemas agrícolas y áreas verdes es necesario garantizar que los diversos agroquímicos utilizados como biocidas, estimuladores de crecimiento, fertilizantes, abonos, etc., no produzcan efectos perjudiciales como la inducción de resistencia en patógenos o su acumulación en los consumidores humanos, suelos, acuíferos... Se estima que muchas de las enfermedades actuales se producen por las causas anteriores.
 
El uso de agroquímicos de origen natural podría ser una solución satisfactoria a la problemática anterior. Son muchas las sustancias que desde mucho tiempo se usan en este sentido. La quitina y el quitosano, son dos biopolímeros de origen natural que se han convertido rápidamente en una alternativa prometedora.
 
Las propiedades antimicrobianas de la quitina y el quitosano son conocidas por el hombre desde la antigüedad. En un principio, no se conocía la relación entre dichas propiedades y la composición química de estos materiales. Sí se conocían, no obstante, sus propiedades curativas, las cuales fueron aprovechadas ampliamente, como por ejemplo en la aceleración de la cicatrización de heridas. En este sentido, se sabe que los primeros mexicanos usaban preparaciones derivadas de hongos para acelerar la cicatrización de heridas y que los coreanos primitivos utilizaban quitina, proveniente de la pluma de calamar, para favorecer la curación de abrasiones corporales (Goodman, 1989).
Body
Background Color
Text Color
Link Color
Background Image
Slideshow
Background Color
Background Image
Footer
Background Color
Text Color
Link Color
Background Image